jueves, 4 de diciembre de 2008

El Mini-Gobierno de Alzira

Alzira será considerada Ciudad Amiga de la Infancia, cuatro años más, por su labor en favor de los derechos de los niños. Una distinción que le ha otorgado la plataforma solidaria Unicef y que coloca a la capital de la Ribera Alta como única ciudad de la Comunitat con este distintivo.

El compromiso de cooperación firmado por Elena Bastidas, alcaldesa de Alzira, y Nidita Guerrero, presidenta del Comité de Unicef en su delegación en la Comunitat Valenciana, tiene la finalidad de difundir y hacer cumplir la convención de derechos de la infancia en la ciudad.

Los niños también gobiernan
En noviembre de 2000, nació en Alzira un órgano municipal donde la voz de los niños es lo más importante. Se trata del Consell Municipal de Xiquets i Xiquetes formado por 28 representates de los centros de Educación Primaria y 24 jóvenes de los institutos de Educación Secuandaria de Alzira. La finalidad de esta propuesta es garantizar al Ayuntamiento el punto de vista de los niños sobre los problemas de estricto intesrés infantil e incluso también tratar los temas de la ciudad que repercuten en la vida social y colectiva.

Así, cada 20 de noviembre, se realiza un pleno extraordinario infantil en el Ayuntamiento, presidido por la primera edil de Alzira, Elena Bastidas, y contando con la presencia de los concejales de la ciudad.

Consell Municipal de Xiquets i Xiquetes

En las diferentes sesiones que realizan durante cada ejercicio proponen diferentes soluciones a los dirigentes de cada concejalía para mejorar la situación de la ciudad.

Proponen más mano dura por parte de la Policía Local en los diferentes centros de estudios así como también en actuaciones más cotidianas como el estacionamiento de vehículos en los pasos de peatones, los dueños de perros que dejan por la calle el excremento de su animal y más vigilancia en el Parc de l'Alquenència. A la concejala de Medio Ambiente, Carolina Lillo, le han propuesto que aumente el número de contenedores de reciclaje y zonas verdes en el centro, la instalación de placas solares para aprovechar la energía renovable así como campañas que realizan un exhaustivo trabajo de limpieza en el río Júcar. Creación de centros comerciales en el centro de la ciudad, pistas de patinaje y zonas deportivas que estén abiertas al público también los fines de semana.

Sin duda, un consejo de tamaño S pero con propuestas XXL. Un MiniGobierno que reúne las opiniones de todos los niños de Alzira y que además abarca temas que influyen en el correcto funcionamiento de la ciudad. Porque la voz de los niños también cuenta y no sólo para tararear el "Corro de la Patata".

1 comentario:

Lydia Yuste dijo...

Sí, senyoreta! Estes coses sí que estan ben fetes, i és hora que als xiquets se'ls tinga en compte, no?

Encara que discrepe sobre la petició de xiquets de més intervenció policial. Açò significa més repressió que no mereixem; el problema rau en l'educació, aquí comença tot. Si s'educa bé, no cal que s'haja de recòrrer a mètodes policials.

Però un aplaudiment pels que han demanat que es netege el Xúquer, perquè a l'igual que el Vinalopó, s'ha convertit en un poal de fem. Clarament.

M'ha encantat, reina.
T'estim!